Archivo mensual: noviembre 2010

Facultad de Enemistades

Estudiando Humanidades, viendo, tras muchos años, como la competitividad, la hipocresía y las continuadas visitas a los despachos de los profesores acarrean buena fama, popularidad, y buenas notas sin razón de ser. Como si eres el más rastrero caerás mejor, como en realidad,es mucho más importante salir de fiesta que cualquier otra cosa, y las clases o a las conclusiones que podemos llegar con ellas es lo último, porque total, es un título lo que resumirá todos estos años, pero dudo mucho que dejen algún poso en el pensamiento más allá que cuatro frases para pavonerarse delante de cualquiera. Ya me desilusioné suficiente mi primer año, el desengaño fue brutal. Somos humanistas, no pisamos la facultad en la vida, pero nos vamos a celebrar Santa Catalina para que todo el mundo vea lo humanistas que somos, es insoportable. Yo no soy mejor que nadie, simplemente me abstengo de toda esa fachada barata, de ese “todos formamos un grupo”, pero después nos insultamos entre nosotros, nos odiamos, escondemos los mejores apuntes, para que nadie los vea…compañerismo?? es algo que no he visto en estos cinco años, y que si lo he visto, ha sido en dosis muy pequeñas y de mano de colegas, por supuesto. Es muy triste, que en una Facultad de Humanidades, veamos a profesores enfrentados, ninguneando a otros, aprovechándose de sus alumnos, en definitiva, egoísmo por todos lados, mezquindad, caciquismo…
El primer año me dijeron que se trataba de una carrera para pensar. No puedo pensar, con tantos libros por leer, tantas prácticas obligatorias, conferencias a las que ni siquiera puedo asistir libremente, si no es con el yugo de hacer una memoria para equis asignatura, ni siquiera puedo meditar lo que leo, saborear las palabras, pensar en su mensaje mientras paseo con la Catedral Sumergida de Debbussy inundándome desde los auriculares, para madurar se necesita tiempo, para madurar el conocimiento, creo que se necesita soledad, tiempo para caminar, o para quedarte mirando el techo mientras el libro sube y baja al ritmo de tu respiración. Necesita posarse. Pero no tiene tiempo. En esta vida planeada por otros en la que me siento como una marioneta: haz, haz…tienes que ir, que hacer, que leer, que decir, que ser… siempre me he negado, claro que eso tiene sus inconvenientes, y los he asumido, aunque soy consciente de que aún no sé ni la mitad, yo no me he leído el Código Da Vinci, no leo Crepúsculo, no finjo ser lo que no soy, porque por suerte o por desgracia soy muy mala actriz, no insulto a otros porque los demás lo hagan y así ganarme un hueco en esa balsa que va a la deriva, nadie escucha a nadie, todos hablan a la vez, y todos intentan ser mejores que los demás, tener más éxito, qué es el éxito?, a veces intentamos alcanzar cosas que creo que no entendemos lo que son, el éxito es aquello que nos han impuesto?? tener dinero, ser alguien de provecho…por el amor de Dios! es que es el colmo! Abre cualquier revista y lo verás: Maquíllate a la moda, comprate esos zapatos de Valentino, acuéstate con cuantos más mejor, y ya serás la mujer del siglo XXI, la ejecutiva triunfadora y guay que todo el mundo admira….
Y toda esa basura llega a todos los rincones, a facultades de Humanidades, de Filosofía, a colegios, a institutos, a oficinas, lo infesta todo, y todo el mundo cae, por querer sentirse arropado por el resto del rebaño, supongo que el de los renegados es el camino difícil, pero puedo llegar a ser muy testaruda…
Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Dies Irae

Otoño

Qué mejor forma de inaugurar algo que hace tanto tiempo tenía pendiente, que con un borrón de poema, casi tan amarillo como las hojas del otoño, casi tan difuso y pobre como la seca hojarasca:

Cosquilleaba el viento
entre las pequeñas campanitas
que del árbol pendían sus ramas.

Mirada de otoño, ¿qué verás mañana?

Desperté hoy con la niebla cansada,
con la boca sellada,
de polvo y madrugada.

Viajera incansable, ¿dónde irás mañana?

Con sabor de ciudades jamás visitadas,
olor a raíles viejos,
pecas puntuadas.

1 comentario

Archivado bajo Puñados de palabras

Nubes

Masas informes que absorben todos los colores de la luz, como una paleta impresionista, como una fotografía. Sólo durará un segundo. Alza la cabeza.

Deja un comentario

Archivado bajo Puñados de palabras