Archivo mensual: diciembre 2012

GRITO

Ya se nota el peso de diciembre, el del otoño, que llega tarde como si alguien se hubiese suicidado lanzándose a octubre y otro hubiera tenido que limpiarlo todo. Es verdad que este diciembre pesa como un grito, que se parece a hablar como si no importara, en todas esas veces en que debes resumir el dolor en mil palabras y pensarlas una a una para no excederte, entonces parece que no va contigo, que ya eres cualquiera y que todo eso no ha pasado nunca. Y espero, como ya esperaba antes, que las luces se apaguen, que la casa de quede en silencio para irme a la cama, para mirar techo y formular preguntas, para soñar con ojos y manos que de verdad entiendan, que de verdad hayan vivido, que algo conozcan.

Sí, diciembre es como un grito que nos rompe los tímpanos, que se queda en los cafés llenos de gente, mientras el silencio más absoluto se corta por el sonido de la máquina de café. A veces no hay más soledad que las palabras, ni más infierno que las sílabas de los meses.

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo Psicopatías